miércoles, 13 de octubre de 2010

Da igual , el gato ya me entiende.

-¿Lo llevas todo?
-Llevo todo lo que necesito.
Y de un portazo se fue; a su paso dejó un fuerte (que no insoportable) olor a perfume que incitaba a seguirla, aún así me quedé quieto.
Fantaseé un rato con sus labios recién pintados (dispuestos a dejar rastro),el pulso de sus tacones retumbaba por el pasillo casi al mismo tiempo que el de su corazón,¿Su silueta? Qué decirte de su silueta!.Aquel vestido que se compró no hace tanto le resaltaba su bonita figura y la hacía la muchacha más sensual de la cuidad.
Era su noche, estaba dispuesta a hacer, deshacer, probar y caer ante cualquier cosa.
No pude detenerla, tampoco quería, desde mi ventana ví como cogía su taxi.
-¿Cuándo olvidará esta chiquilla a ese cabrón?. Yo no soy un cabrón, ¿verdad Arquímedes?.
-Miau!

13 comentarios:

  1. Ya no recordaba esto. Es absolutamente genial, tan descriptivo...

    Beso*

    ResponderEliminar
  2. Ya volverá, seguro... ¡Aunque sólo sea para ver al gato!

    ResponderEliminar
  3. yo tambien me puse perfume y sali dando un portazo.
    ¿cuando olvidare a ese cabron?

    ResponderEliminar
  4. miauuuu!
    historias de chiquillas y cabrones...me resultan tan familiares...mmm...tu no pisas pilares?¬¬
    muuah!

    ResponderEliminar
  5. y cuantas cosas diria si hablara... quiza le respondiera algo que no quiere oir.
    :)

    ResponderEliminar
  6. Salta desde la ventaaaana,
    valiente
    siguela:)

    ResponderEliminar
  7. ¿Y por que no le pusiste Arquímedes a tu bonita gata?

    un beso :D

    ResponderEliminar
  8. no creo que seas un cabron,pero ese es el fallo, las mujeres siempre se quejan de los cabrones, y es ahi donde caen rendidas...en los brazos de estos...luego todo son quejas...

    ResponderEliminar
  9. Detrás de un gran cabrón, hay una gran mujer...que se queja!
    Disculpa mi ausencia, ya estoy de vuelta

    ResponderEliminar
  10. Discúlpeme usted, necesitaba situar en mi vida mi nueva situación...
    Prometo comentarle cada una de las entradas próximas.

    ResponderEliminar
  11. Hay que ser educada y respetar al prójimo para poder tener una vida sencilla y llena de logros propios.
    Señor o señorita...?

    ResponderEliminar
  12. ¡Seguro que vuelve! A veces los animales nos entienden mucho mejor
    muá :)

    ResponderEliminar
  13. Un gato siempre es un gran confesor :)

    ResponderEliminar